La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.

Arthur Schopenhauer

Los débiles tienen un arma: los errores de los que se creen fuertes.

Georges Bidault

Toda reforma fue en un tiempo simple opinión particular.

Ralph Waldo Emerson

La muerte no os concierne ni vivo ni muerto: vivo, porque sois; muerto porque ya no sois.

Michel Eyquem de Montaigne

Dijo Platón que los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad.

Sigmund Freud

Los predicados del predicado se extienden también al sujeto.

Aristóteles

Ninguna cosa hay tan difícil como el arte de hacer agradable un buen consejo.

Joseph Addison

El mejor servicio que podemos prestar a los afligidos no es quitarles la carga, sino infundirles la necesaria energía para sobrellevarla.

Phillips Brooks

La educación, más que cualquier otro recurso de origen humano, es el gran igualador de las condiciones del hombre, el volante de la maquinaria social.

Horace Mann

Allá van leyes do quieren reyes.

Refrán


Príncipe Carlos José de Ligne


Para ser imparcial, hay que tener muchos doblones en el bolsillo.


A los hombres se les puede dividir en dos categorías: los que hablan para decir algo, y los que dicen algo por hablar.


¿De quién dependen las reputaciones? Casi siempre de los que no tienen ninguna.



Príncipe Carlos José de Ligne

Príncipe Carlos José de Ligne, (1735-1814) Escritor, mariscal y diplomático belga.