Si nosotros somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos.

Oscar Wilde

Una conducta desordenada se parece a un torrente invernal de corta duración.

Epicuro de Samos

El verdadero combate empieza cuando uno debe luchar contra una parte de sí mismo. Pero uno sólo se convierte en un hombre cuando supera estos combates.

André Malraux

Cuando se habla de estar enamorado como un loco se exagera; en general, se está enamorado como un tonto.

Noel Clarasó

Los golpes de la adversidad son muy amargos, pero nunca son estériles.

Joseph Ernest Renan

Si no puedes trabajar con amor sino sólo con desgana, mejor será que abandones el trabajo y te sientes a la puerta del templo a recibir limosna de los que trabajan con alegría.

Khalil Gibran

Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen.

Oscar Wilde

Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes.

Aristóteles

La sociedad humana constituye una asociación de las ciencias, las artes, las virtudes y las perfecciones. Como los fines de la misma no pueden ser alcanzados en muchas generaciones, en esta asociación participan no sólo los vivos, sino también los que han muerto y los que están por nacer.

Edmund Burke

Habría que añadir dos derechos a la lista de derechos del hombre: El derecho al desorden y el derecho a marcharse.

Charles Baudelaire


Fernando Arrabal


Los fanatismos que más debemos temer son aquellos que pueden confundirse con la tolerancia.


La fama es un trozo de nada que el artista agarra al vuelo sin saber por qué.


Los lugares más soeces y menos bellos de nuestro cuerpo son los que dan placer.



Fernando Arrabal

Fernando Arrabal, (1932-?) Dramaturgo, poeta y novelista español.