Los hombres capaces de alzar y llevar adelante una bandera son muy pocos.

Jaime Luciano Balmes

Calumniad, calumniad que algo quedará.

Voltaire

La necesidad no conoce leyes.

San Agustín de Hipona

Una revolución es el triunfo de los ambiciosos de abajo sobre los medrosos de arriba.

Santiago Rusiñol i Prats

No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices.

Robert Louis Stevenson

Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.

Sigmund Freud

El escritor es un hombre sorprendido. El amor es motivo de sorpresa y el humor, un pararrayos vital.

Alfredo Bryce Echenique

Quiero vivir y morir en el ejército de los humildes, uniendo mis oraciones a las suyas, con la santa libertad del obediente.

Miguel de Unamuno

La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.

Martin Lutero

Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes.

Jacinto Benavente


Caballero de Bruix


Para hacer negocios no se requiere ingenio, basta con no tener delicadeza.


No se ha llegado al colmo del dolor cuando se tiene aún fuerza para quejarse.


Para amasar una fortuna no se requiere ingenio, lo preciso es carecer de delicadeza.



Caballero de Bruix

Caballero de Bruix, (1728-1780) Escritor francés.