La lengua no es la envoltura del pensamiento sino el pensamiento mismo.

Miguel de Unamuno

Si los hombres emplean su libertad de tal manera que renuncian a ésta, ¿puede considerárseles por ello menos esclavos? Si el pueblo elige por un plebiscito a un déspota para gobernarlo, ¿sigue siendo libre por el hecho de que el despotismo ha sido su propia obra?

Herbert Spencer

Los que no tienen hijos ignoran muchos placeres, pero también se evitan muchos dolores.

Honoré de Balzac

Son celos cierto temor tan delgado y tan sutil, que si no fuera tan vil, pudiera llamarse amor.

Lope de Vega

Engarza en oro las alas del pájaro y nunca más volará al cielo.

Rabindranath Tagore

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

Confucio

El periodismo es grande. Cada periodista ¿no es un regulador del mundo, si lo persuade?

Thomas Carlyle

El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor.

Rubén Darío

Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

Proverbio hindú

Los temores, las sospechas, la frialdad, la reserva, el odio, la traición, se esconden frecuentemente bajo ese velo uniforme y pérfido de la cortesía.

Jean Jacques Rousseau


Wystan Hugh Auden


El mal es vulgar y siempre humano, y duerme en nuestra cama y come en nuestra mesa.


Las palabras de un hombre muerto se modifican en las entrañas de los vivientes.


El asesinato es lo único que elimina a la persona que hiere, de modo que la sociedad debe ocupar el lugar de la víctima y exigir en su nombre la expiación o conceder el perdón.



Wystan Hugh Auden

Wystan Hugh Auden, (1907-1973) Poeta inglés.