Cuanto más se acerca uno a los grandes hombres, más cuenta se da de que son hombres.

Jean de la Bruyere

En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.

William Shakespeare

El arte de amar se reduce a decir exactamente lo que el grado de embriaguez del momento requiera.

Stendhal

Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.

Simón Bolívar

El matrimonio es una gran institución para quien admira las instituciones.

H. Greele

No pongas tu interés en el dinero, pero pon tu dinero a interés.

Oliver Wendell Holmes

Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.

Juan XXIII

Soy ateo gracias a Dios.

Luis Buñuel

Sólo temo a mis enemigos cuando empiezan a tener razón.

Jacinto Benavente

¡Ah, si nos fuera dado el poder de vernos como nos ven los demás! De cuantos disparates y necedades nos veríamos libres.

Robert Burns


Martin Niemoeller


Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista, Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata, Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista, Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío, Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar.


El amor al prójimo no conoce límites ideológicos ni confesionales.



Martin Niemoeller

Martin Niemoeller, (1892-1984) Pastor protestante alemán.