Las mujeres juegan con su belleza como los niños con un cuchillo, y se lastiman.

Victor Hugo

Placer y pena son los dos únicos resortes que mueven y moverán el mundo.

Claude Adrien Helvétius

Somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.

William Shakespeare

Me he arrepentido de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio.

Publio Siro

Todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad.

Arthur Schopenhauer

El amor platónico es como un revolver que manejamos sin darnos cuenta de que, como está cargado, en cualquier momento puede dispararse.

William Somerset Maugham

Todo el que disfruta cree que lo que importa del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan.

Friedrich Nietzsche

Estupidez humana. Humana sobra, realmente los únicos estúpidos son los hombres.

Jules Renard

Era un escritor con una gran imaginación: Imaginaba que todos sus libros se venderían.

José O. Caldas

De tales bodas, tales costras.

Refrán

Abraham Lincoln


Recuerda siempre que tu propia resolución de triunfar es más importante que cualquier otra cosa.


Dios prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta.


Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo.


Del mismo modo que no sería un esclavo, tampoco sería un amo. Esto expresa mi idea de la democracia.


¿Por qué no tener confianza en la justicia del pueblo? ¿Hay en el mundo esperanza mejor o que pueda igualarla?


Suavizar las penas de los otros es olvidar las propias.


Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.


Dando libertad a los esclavos la aseguramos a los libres.


Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.


Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.


Es más fácil reprimir el primer capricho que satisfacer a todos los que le siguen.


La más estricta justicia no creo que sea siempre la mejor política.


Medir las palabras no es necesariamente endulzar su expresión sino haber previsto y aceptado las consecuencias de ellas.


Ha sido mi experiencia que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes.


Todo lo que soy o espero ser se lo debo a la angelical solicitud de mi madre.


Ningún hombre es lo bastante bueno para gobernar a otro sin su consentimiento.


El hombre nunca ha encontrado una definición para la palabra libertad.


La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.


¿Acaso no destruimos a nuestros enemigos cuando los hacemos amigos nuestros?


Si tuviera dos caras. ¿Estaría usando ésta?


Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder.


Si quieres ganar un adepto para tu causa, convéncelo primero de que eres su amigo sincero.


La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con la palabras mayores.


Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.


Voy despacio, pero jamás desandando lo andado.


Mejor es callar y que sospechen de tu poca sabiduría que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello.


Yo no sé quien fue mi abuelo; me importa mucho más saber quien será su nieto.




Abraham Lincoln, (1808-1865) Político estadounidense.