El ardimiento juvenil en sus comienzos es fogoso, pero languidece fácilmente y no dura; es el humo de una fogata liviana.

Lucio Anneo Séneca

Hay dos cosas que siempre hacen hablar: el coraje y la vanidad.

Cristina II

Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás.

Albert Einstein

La modestia no es otra cosa que el orgullo vestido de máscara.

Mariano José de Larra

Existe gente que está tan llena de sentido común que no le queda el más pequeño rincón para el sentido propio.

Miguel de Unamuno

Por el amor de una rosa el jardinero es servidor de mil espinas.

Proverbio turco

No existe pasión más poderosa que la pasión de la pereza.

Samuel Beckett

La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema.

Woody Allen

Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: "De aquí no pasarás".

Ludwig van Beethoven

Hay mujeres que son alocadas y hay mujeres de talento: ninguna tiene esa locura del talento que se llama genio.

Simone de Beauvoir


José O. Caldas


Era un escritor con una gran imaginación: Imaginaba que todos sus libros se venderían.



José O. Caldas

José O. Caldas,