No todos los ojos cerrados duermen, ni todos los ojos abiertos ven.

Bill Cosby

La indiferencia hace sabios y la insensibilidad monstruos.

Denis Diderot

El infortunio, el aislamiento, el abandono y la pobreza son campos de batalla que tienen sus héroes.

Victor Hugo

Después del poder, nada hay tan excelso como el saber tener dominio de su uso.

Jean Paul

El papel de las mujeres en el progreso de la civilización es mucho mayor que el del hombre, por lo que debería desarrollar sus aptitudes de acuerdo con su naturaleza, sin imitar a los hombres.

Alexis Carrel

Leer demasiados libros es peligroso.

Mao Tse-Tung

Las cuentas claras y el chocolate espeso.

Refrán

Aunque las mujeres no somos buenas para el consejo, algunas veces acertamos.

Santa Teresa de Jesús

Lo comprado al precio de muchos ruegos, es caro.

Juan Luis Vives

La igualdad de la riqueza debe consistir en que ningún ciudadano sea tan opulento que pueda comprar a otro, nininguno tan pobre que se vea necesitado de venderse.

Jean Jacques Rousseau

Jean Cocteau


Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentiras a medias, de ningún modo es una media verdad.


La juventud sabe lo que no quiere antes de saber lo que quiere.


El tacto en la audacia es saber hasta dónde se puede ir demasiado lejos.


En última instancia, todo tiene arreglo, menos la dificultad de ser, que no lo tiene.


Un egoísta es aquel que se empeña en hablarte de sí mismo cuando tú te estas muriendo de ganas de hablarle de ti.


Lo que los demás rechazan de ti, cultívalo. Eso eres tú.


Es muy difícil hacer bella la felicidad. Una felicidad que sólo es ausencia de desdicha es cosa fea.


Plantearse los menos problemas posibles es la única manera de resolverlos.


El futuro no pertenece a nadie. No hay precursores, no existen más que rezagados.


Mi pesimismo no es sino una variedad del optimismo.


Sentir antes de comprender.


Formarse no es nada fácil, pero reformarse lo es menos aún.


A Picasso, hasta los que le detestan, le soportan, porque nunca usa el talento. Sólo usa el genio. Sus obras nunca son pensamientos. Son actos.


El genio en el arte consiste en saber hasta donde podemos caminar demasiado lejos.


Los espejos, antes de darnos la imagen que reproducen, deberían reflexionar un poco.


La única técnica que merece la pena dominar es la que uno mismo inventa.


Un joven no debe comprar valores seguros.


Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.


La moda muere joven.


El poeta es un mentiroso que siempre dice la verdad.


Dios no habría alcanzado nunca al gran público sin ayuda del diablo.


Hay tres cosas que jamas he podido comprender: el flujo y reflujo de las mareas, el mecanismo social y la lógica femenina.


El manantial desaprueba casi siempre el itinerario del río.




Jean Cocteau, (1889-1963) Escritor, pintor, coreógrafo.