Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir.

Johann Kaspar Lavater

Lo que no has de comer, déjalo cocer.

Refrán

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

Albert Einstein

No hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices.

Robert Louis Stevenson

La democracia constituye necesariamente un despotismo, por cuanto establece un poder ejecutivo contrario a la voluntad general. Siendo posible que todos decidan contra uno cuya opinión pueda diferir, la voluntad de todos no es por tanto la de todos, lo cual es contradictorio y opuesto a la libertad.

Immanuel Kant

La historia se repite. Ese es uno de los errores de la historia.

Charles Robert Darwin

Dios, que muestras nuestras lágrimas a nuestro conocimiento, y que, en su inmutable serenidad, nos parece que no nos tiene en cuenta, ha puesto él mismo en nosotros esta facultad de sufrir para enseñarnos a no querer hacer sufrir a otros.

George Sand

Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron.

Michel Eyquem de Montaigne

Confianza es el sentimiento de poder creer a una persona incluso cuando sabemos que mentiríamos en su lugar.

Henry-Louis Mencken

No me gusta el trabajo, a nadie le gusta; pero me gusta que, en el trabajo, tenga la ocasión de descubrirme a mí mismo.

Joseph Conrad


Pedro Calderón de la Barca


Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son.


¡Oh que aprisa piensa un vehemente deseo que no hay más que lo que piensa!


Es parentesco sin sangre una amistad verdadera.


No le des nunca consejos al que te pida dinero.


Dichas que se pierden son desdichas más grandes.


Afortunado es el hombre que tiene tiempo para esperar.


Vencer y perdonar, es vencer dos veces.


La muerte siempre es temprana y no perdona a ninguno.


Siempre que odio y amor compiten, es el amor el que vence.


Vencerse a sí mismo un hombre es tan grande hazaña, que sólo el que es grande puede atreverse a ejecutarla.


¿Qué es la vida? Un frenesí. ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción; y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.


Fingimos lo que somos; seamos lo que fingimos.


De males a bienes dicen que se pasa fácilmente; pero de males a males, digo yo que es más frecuente.


Quien daña el saber, homicida es de sí mismo.


Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.


Tanto miedo tengo, que aun para huir valor no tengo.


El valor es hijo de la prudencia, no de la temeridad.


¿Qué importa errar lo menos quien ha acertado lo más?


El caer no ha de quitar la gloria del haber subido.


Quien vive sin pensar, no puede decir que vive.


La intención hace el agravio.


O calla o algo di que mejor que callar sea.



Pedro Calderón de la Barca

Pedro Calderón de la Barca, (1600-1681) Dramaturgo y poeta español.