Cada guerra es una destrucción del espíritu humano.

Henry Miller

Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza.

Hipócrates

El tiempo es un maestro de ceremonias que siempre acaba poniéndonos en el lugar que nos compete. Vamos avanzando, parando y retrocediendo según sus órdenes. Nuestro error es imaginar que podemos buscarle las vueltas.

José Saramago

Al salir de ciertas bocas, la misma verdad tiene mal olor.

Jean Jacques Rousseau

Los más rezan con los mismos labios que usan para mentir.

José Ingenieros

Debemos amar a nuestro país aunque nos trate injustamente.

Voltaire

El hombre se complace en enumerar sus pesares, pero no enumera sus alegrías.

Fiodor Dostoievski

Lo que pensamos de la muerte sólo tiene importancia por lo que la muerte nos hace pensar de la vida.

Charles de Gaulle

La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte.

Leonardo Da Vinci

La bajeza más vergonzosa es la adulación

Francis Bacon

Marco Tulio Cicerón

Una cosa es saber y otra saber enseñar.


Marco Tulio Cicerón

Marco Tulio Cicerón, (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.