En los momentos de ansiedad, no tratéis de razonar, pues vuestro razonamiento se volverá contra vosotros mismos; es mejor que intentéis hacer esas elevaciones y flexiones de brazos que se enseñan ahora en todas las escuelas; el resultado os asombrará. Así, el profesor de filosofía os envía al de gimnasia.

Alain

Al gobernar aprendí a pasar de la ética de los principios a la ética de las responsabilidades.

Felipe González Márquez

El lector puede ser considerado el personaje principal de la novela, en igualdad con el autor; sin él, no se hace nada.

Elsa Triolet

La libertad no tiene su valor en sí misma: hay que apreciarla por las cosas que con ella se consiguen.

Ramiro de Maeztu

En la tardanza dicen que suele estar el peligro.

Miguel de Cervantes Saavedra

El encanto de la belleza estriba en su misterio; si deshacemos la trama sutil que enlaza sus elementos, se evapora toda la esencia.

Friedrich Schiller

El cielo de la fama no es muy grande, y cuántos más en él entren a menos tocan cada uno de ellos.

Miguel de Unamuno

Los trabajadores seguimos siendo el pariente pobre de la democracia.

Marcelino Camacho

El arte todo debe mostrar porque los hombres son de tal o cual manera.

Oleg Efremov

Todo hombre no vive más que por lo que espera.

Giovanni Papini

Santo Tomás de Aquino

El pecado ofende a Dios lo que perjudica al hombre.


Santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino, (1224-1274) Filósofo y teólogo.