Aquellos que cederían la libertad esencial para adquirir una pequeña seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad.

Benjamin Franklin

Nada se parece tanto a la ingenuidad como el atrevimiento.

Oscar Wilde

Cuando no se teme a la muerte, se la hace penetrar en las filas enemigas.

Napoleón Bonaparte

¿Quién capitulará más pronto: el que necesita las cosas difíciles o quien se sirve de lo que buenamente pueda hallar?

Sócrates

A la pista de tenis se va a jugar al tenis, no a ver si las líneas son rectas.

Robert Lee Frost

Si el mundo fuera claro, el arte no existiría.

Albert Camus

El corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico.

Charles Dickens

El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio.

Anónimo

Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama.

Fiodor Dostoievski

En mi casa mando yo, pero mi mujer toma las decisiones.

Woody Allen

Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.


Lao-tsé

Lao-tsé, (570 aC-490 aC) Filósofo chino.