Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente idiotas.

Confucio

A mal tiempo, buena cara.

Refrán

Disfrutar de todos los placeres es insensato; evitarlos, insensible.

Plutarco

En materia de gobierno todo cambio es sospechoso, aunque sea para mejorar.

Francis Bacon

El pájaro, hasta cuando anda, se nota que tiene alas.

Antonio Marino Lemiere

El amor de los jóvenes no esta en el corazón, sino en los ojos.

William Shakespeare

La fuente de todas las miserias para el hombre no es la muerte, sino el miedo a la muerte.

Epicteto de Frigia

En tres partes se divide el alma humana: en mente, en sabiduría y en ira.

Pitágoras de Samos

Tal vez algún día dejen a los jóvenes inventar su propia juventud.

Quino

Compra lo necesario, no lo conveniente.

Ovidio

Michel Eyquem de Montaigne

El mejor matrimonio sería aquel que reuniese a una mujer ciega con un marido sordo.



Michel Eyquem de Montaigne, (1533-1592) Escritor y filósofo francés.