¡Qué cosa tan extraña es la felicidad! Nadie sabe por dónde ni cómo ni cuándo llega, y llega por caminos invisibles, a veces cuando ya no se le aguarda.

Henrik Johan Ibsen

El hombre dotado de inteligencia puede con el don de saber que posee, conseguir la capacidad necesaria para toda la técnica y destreza artística.

Kazimierz Brandys

No olvidemos jamás que lo bueno no se alcanza nunca sino por medio de lo mejor.

Victor Hugo

Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido.

Simón Bolívar

Dime amigo: ¿La vida es triste o soy triste yo?

Amado Nervo

Cuando vienes al mundo, lloras. Cuando mueres, el mundo calla.

Cecilia

Ciertamente, es agradable ver estampado el propio nombre; un libro es siempre un libro, aunque no contenga nada.

Lord Byron

En el amor todo ha terminado cuando uno de los amantes piensa que sería posible una ruptura.

Paul Charles Bourget

Primero es la obligación que la devoción.

Refrán

Puedo creer lo imposible pero no lo improbable.

Gilbert Keith Chesterton

Gilbert Keith Chesterton

Hasta donde hemos perdido la creencia, hemos perdido la razón. Ambos tienen la misma condición autoritaria y primaria. Ambas constituyen métodos de prueba que, a su vez, no admiten ser probados. Y en el acto de aniquilar la idea de la autoridad divina, damos al traste con aquella autoridad humana de que no podemos dispensarnos ni aún para decir que dos y dos son cuatro.



Gilbert Keith Chesterton, (1874-1936) Escritor británico.