Toma consejo en el vino, pero decide después con agua.

Benjamin Franklin

En el asombro hay siempre un elemento positivo de plegaria.

Gilbert Keith Chesterton

La democracia tiene por lo menos un mérito, y es que un miembro del Parlamento no puede ser más incompetente que aquellos que le han votado.

Elbert Hubbard

Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz.

Confucio

Es mejor quemarse que apagarse lentamente.

Kurt D. Cobain

El principal valor del dinero radica en que lo estimamos más de lo que vale.

Henry-Louis Mencken

Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres.

Heinrich Heine

Los que pueden actúan, y los que no pueden, y sufren por ello, escriben.

William Faulkner

Todos los hombres son dioses para su perro. Por eso hay gente que ama más a sus perros que a los hombres.

Aldous Huxley

La razón me dice que Dios existe, pero también me dice que nunca podré saber lo que es.

Voltaire

Francisco de Quevedo

El temor empieza toda sabiduría, y quien no tiene temor, no puede saber.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.