Me maravillo a menudo de que la historia resulte tan pesada, porque gran parte de ella debe ser pura invención.

Jane Austen

El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender.

Plutarco

La casualidad nos da casi siempre lo que nunca se nos hubiere ocurrido pedir.

Alphonse de Lamartine

La amistad es el amor, pero sin sus alas.

Lord Byron

Es lo bello alegría para siempre.

John Keats

Matan los médicos y viven de matar, y la queja cae sobre la dolencia.

Francisco de Quevedo

La perseverancia es la virtud por la cual todas las otras virtudes dan su fruto.

Arturo Graf

El dinero es un estiércol estupendo como abono, lo malo es que muchos lo toman por la cosecha.

Joseph Joubert

El movimiento veloz que agita el mundo no se oye sino andando.

Félecité de Lamennais

La ciencia es la progresiva aproximación del hombre al mundo real.

Max Planck

Albert Einstein

El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.



Albert Einstein, (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.