Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos.

Simón Bolívar

Muy pocos grandes hombres proceden de un ambiente fácil.

Hermann Keyserling

Puede ser un héroe lo mismo el que triunfa que el que sucumbe, pero jamás el que abandona el combate.

Thomas Carlyle

La cristiandad tiene que hacerse de nuevo viva y eficaz, y formarse otra vez una Iglesia visible sin respetar las fronteras nacionales, que acoja en su seno a todas las almas sedientas de lo supraterrenal y se haga gustosa mediadora entre el viejo y el nuevo mundo.

Novalis

La educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo.

Nelson Mandela

Grande es siempre el amor maternal, pero toca en lo sublime cuando se mezcla con la admiración por el hijo amado.

Ángel Ganivet

Cuando viajo por Europa paso bastante tiempo en la habitación del hotel, repasando la cultura local a través de los programas de televisión.

Barbara Probst Solomon

¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!

Sören Aabye Kierkegaard

A enemigo que huye, puente de plata

Refrán

La verdad política, cualesquiera que sean sus formas, no es más que el orden y la libertad.

René de Chateaubriand

La mayoría de las personas abandonan sus vicios sólo cuando les causan molestias.


William Somerset Maugham

William Somerset Maugham, (1874-1965) Escritor británico.