La volubilidad de la mujer a quien amo es sólo comparable a la infernal constancia de las mujeres que me aman.

George Bernard Shaw

Aunque no sea más que por el mísero afán de descansar, debéis trabajar.

E. W. Stevens

La vida no pertenece al hombre. Le sobrepasa porque ha sido recibida de Dios. Es sagrada. Ningún hombre puede disponer de ella a su antojo.

Pablo VI

El tiempo es un gran maestro que arregla muchas cosas.

Pierre Corneille

La liberalidad es la primera hija del amor y la piedra imán más atractiva para los hierros de la voluntad.

Lope de Vega

Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice a nuestras espaldas y como no nos enteramos, nada ocurre.

Louis Charles Alfred de Musset

No logran entender los hombres cuán gran renta constituye la economía.

Marco Tulio Cicerón

La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.

Albert Einstein

Todos los aduladores son mercenarios, y todos los hombres de bajo espíritu son aduladores.

Aristóteles

No hay sentimiento que valga; el amor es una ocupación como otra cualquiera.

Jacinto Benavente

Victor Hugo

Las mujeres juegan con su belleza como los niños con un cuchillo, y se lastiman.



Victor Hugo, (1802-1885) Novelista francés.