Si el loco persistiera en su locura, se volvería sabio.

William Blake

Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.

Oscar Wilde

Buscar la unanimidad por la violencia es labor baldía.

Pío Baroja

No es el tiempo lo que se os da, sino el instante. Con un instante dado, a nosotros nos corresponde hacer el tiempo.

Georges Poulet

La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre.

San Agustín de Hipona

Las sociedades deben juzgarse por su capacidad para hacer que la gente sea feliz.

Alexis Tocqueville

El silencio es el único amigo que jamás traiciona.

Confucio

No es sabio el que sabe muchas cosas, sino el que sabe cosas útiles.

Esquilo de Eleusis

La ignorancia siempre está dispuesta a admirarse.

Nicolas Boileau-Despréaux

La tierra no produce para los ignorantes sino malezas y abrojos.

Gaspar Melchor de Jovellanos

Aldous Huxley

La magnitud de las cantidades de dinero parece variar en modo notable según hayan de ser pagadas o cobradas.



Aldous Huxley, (1894-1963) Novelista, ensayista y poeta inglés.