Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar.

Elliot Gould

Sólo los sabios más excelentes, y los necios más acabados, son incomprensibles.

Confucio

La mujer perdona las infidelidades, pero no las olvida. El hombre olvida las infidelidades, pero no las perdona.

Severo Catalina

El único error de Dios fue no haber dotado al hombre de dos vidas: una para ensayar y otra para actuar.

Vittorio Gassman

Cuanto más nos inclina la naturaleza a los placeres, tanto más propensos somos a la licencia que a la decencia.

Aristóteles

En la geometría no existen sectas.

Voltaire

Vivimos bajo el mismo techo, pero ninguno tenemos el mismo horizonte.

Konrad Adenauer

Es preciso considerar el pasado con respeto y el presente con desconfianza si se pretende asegurar el porvenir.

Joseph Joubert

Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas, o por cohecho o soborno están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos.

Emiliano Zapata

Servid cien veces, negaos una, y nadie se acordará más que de vuestra negativa.

Plinio el Joven

Oscar Wilde

Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.