Hacer del juego un negocio no puede compararse con el negocio del juego.

Ambrose Bierce

El que quiera azul celeste, que se acueste.

Anónimo

Un torturador no se redime suicidándose, pero algo es algo.

Mario Benedetti

A los hombres se les puede dividir en dos categorías: los que hablan para decir algo, y los que dicen algo por hablar.

Príncipe Carlos José de Ligne

No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas.

Lope de Vega

El amor abre el paréntesis, el matrimonio lo cierra.

Victor Hugo

A juicio de los gatos, las personas no somos más que muebles de sangre caliente.

Jacquelyn Mitchard

Si una buena causa os lleva a la locura, preguntaos si, como seres humanos, la razón justifica vuestros actos.

Jane Fonda

Donde brillan muchas bellezas no han de ofender algunas manchas, de las que rara vez se escapa la naturaleza humana.

Quinto Horacio Flaco

La vida no merece que uno se preocupe tanto.

Marie Curie

Benjamin Franklin

Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.