Donde reina el amor, sobran las leyes.

Platón

Puedes acariciar a la gente con palabras.

Francis Scott Fitzgerald

El hombre que escucha la razón está perdido. La razón esclaviza a todos los que no son bastante fuertes para dominarla.

George Bernard Shaw

Los charlatanes son los hombres más discretos: hablan y hablan y no dicen nada.

Alfred d' Houdetot

Cuando un pueblo trabaja Dios lo respeta. Pero cuando un pueblo canta, Dios lo ama.

Facundo Cabral

Si la suciedad fuera un triunfo ¿Qué mano levantarías?.

Charles Lamb

Hay personas que se consolarían hasta del fin del mundo, con tal de que ellas lo hubiesen anunciado.

Friedrich Hebbel

Las infidelidades se perdonan, pero no se olvidan jamás.

Marquesa de Sévigné

Conócete, acéptate, supérate.

San Agustín de Hipona

El secreto de un matrimonio feliz es perdonarse mutuamente el haberse casado.

Sacha Guitry

Lucio Anneo Séneca

Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.