La corrupción del alma es más vergonzosa que la del cuerpo.

José María Vargas Vila

En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.

Groucho Marx

Los perros sólo ladran a quienes no conocen.

Heráclito de Efeso

En cada amanecer hay un vivo poema de esperanza, y, al acostarnos, pensemos que amanecerá.

Noel Clarasó

La más segura cura para la vanidad es la soledad.

Thomas C. Wolfe

Siempre los ricos que dan en liberales hallan quien canonice sus desafueros y califique por buenos sus malos gustos.

Miguel de Cervantes Saavedra

Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos.

Indira Gandhi

El secreto de la felicidad en el amor consiste menos en ser ciego que en cerrar los ojos cuando hace falta.

Simone de Beauvoir

La violencia es el último recurso del incompetente.

Isaac Asimov

El mal es vulgar y siempre humano, y duerme en nuestra cama y come en nuestra mesa.

Wystan Hugh Auden

Los niños necesitan más de modelos que de críticos.


Joseph Joubert

Joseph Joubert, (1754-1824) Ensayista y moralista francés.