Las convicciones políticas son como la virginidad: una vez perdidas, no vuelven a recobrarse.

Francisco Pi y Margall

Sólo los buenos sentimientos pueden unirnos, el interés jamás ha forjado uniones duraderas.

Auguste Comte

El que seduce a un juez con el prestigio de su elocuencia, es más culpable que el que le corrompe con dinero.

Marco Tulio Cicerón

En un mundo superior puede ser de otra manera, pero aquí abajo, vivir es cambiar y ser perfecto es haber cambiado muchas veces.

John H. Newman

Si se me diera la oportunidad de hacer un regalo a la siguiente generación, sería la capacidad de reírse cada cual de sí mismo.

Charles M. Schulz

En la mayoría de los hombres, las dificultades son hijas de la pereza.

Samuel Johnson

La galantería es una intriga amorosa en la que queremos que el adversario nos aventaje.

Ninon de Lenclos

Saludable es al enfermo la alegre cara del que le visita.

Fernando de Rojas

El papel de las mujeres en el progreso de la civilización es mucho mayor que el del hombre, por lo que debería desarrollar sus aptitudes de acuerdo con su naturaleza, sin imitar a los hombres.

Alexis Carrel

Ante una lista de candidatos se piensa que, felizmente, sólo puede ser elegido uno.

Noel Clarasó

Thomas Jefferson

Ningún gobierno puede sostenerse sin el principio del temor así como del deber. Los hombres buenos obedecerán a este último, pero los malos solamente al primero.



Thomas Jefferson, (1743-1826) Político Estadounidense.