¡Oh amor poderoso¡ Que a veces hace de una bestia un hombre, y otras, de un hombre una bestia.

William Shakespeare

Todo amante es un soldado en guerra.

Ovidio

Prefiero el bastón de la experiencia que el carro rápido de la fortuna. El filósofo viaja a pie.

Pitágoras de Samos

¡Cuántas cosas hay en una risotada! Es la clave secreta con que se descifra un hombre entero.

Thomas Carlyle

El hombre más lento, que no pierde de vista el fin, va siempre más veloz que el que vaya sin perseguir un punto fijo.

Gotthold Ephraim Lessing

Los países no están cultivados en razón de su fertilidad, sino en razón de su libertad.

Montesquieu

La religión es el conocimiento de todos nuestros deberes como mandamientos divinos.

Immanuel Kant

En la vejez se aprende mejor a esconder los fracasos; en la juventud, a soportarlos.

Arthur Schopenhauer

Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.

Jorge Luis Borges

Existe el destino, la fatalidad y el azar; lo imprevisible y, por otro lado, lo que ya está determinado. Entonces como hay azar y como hay destino, filosofemos.

Lucio Anneo Séneca

Francisco de Quevedo

Muchos son los buenos, si se da crédito a los testigos; pocos, si se toma declaración a su conciencia.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.