El pasado es la única cosa muerta cuyo aroma es dulce.

Eduard Thomas

Una mentira nunca vive hasta hacerse vieja.

Sófocles

Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados.

Gabriel García Márquez

Si el escritor no se siente capaz de dejarse morir de hambre, debe cambiar de oficio. La verdad del escritor no coincide con la verdad de quienes reparten el oro.

Camilo José Cela

La guerra es un asunto demasiado grave para confiárselo a los militares.

Georges Benjamin Clemenceau

El que no aplique nuevos remedios debe esperar nuevos males, porque el tiempo es el máximo innovador.

Francis Bacon

El trabajo moderado fortifica el espíritu; y lo debilita cuando es excesivo: así como el agua moderada nutre las plantas y demasiada las ahoga.

Plutarco

La cólera es una ráfaga de viento que apaga la lámpara de la inteligencia.

Robert Green Ingersoll

Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la verdad que nos amarga.

Denis Diderot

La libertad política es la condición previa del desarrollo económico y del cambio social.

John Fitzgerald Kennedy

Jorge Luis Borges

He firmado tantos ejemplares de mis libros que el día que me muera va a tener un gran valor uno que no lleve mi firma.



Jorge Luis Borges, (1899-1986) Escritor argentino.