Si tanto me alaban, será por alabarse a sí mismos, pues al alabarme dan a entender que me comprenden.

Aristóteles

No falta razón, que esta fiesta bruta sólo ha quedado en España, y no hay nación que una cosa tan bárbara e inhumana si no es España consienta.

Lope de Vega

Justicia sin misericordia es crueldad.

Santo Tomás de Aquino

La arena del desierto es para el viajero fatigado lo mismo que la conversación incesante para el amante del silencio.

Proverbio persa

Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.

Aristóteles

Nada tan estúpido como vencer; la verdadera gloria está en convencer.

Victor Hugo

¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mí me costó vivir más de lo debido.

Juan Rulfo

El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace.

Leon Tolstoi

El favor consiste no en lo que se hace o se da, sino en el ánimo con que se da o se hace.

Lucio Anneo Séneca

Sin no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?

Confucio

Victor Hugo

Quien me insulta siempre, no me ofende jamás.



Victor Hugo, (1802-1885) Novelista francés.