La brevedad es el alma del ingenio.

William Shakespeare

La religión cristiana, que parece no tiene por objeto más que la felicidad de la otra vida, nos hace también dichosos en ésta.

Montesquieu

Quien no castiga el mal, ordena que se haga.

Leonardo Da Vinci

El que en un arte ha llegado a maestro puede prescindir de las reglas.

Arturo Graf

La nada es un infinito que nos envuelve: venimos de allá y allá nos volveremos. La nada es un absurdo y una certeza; no se puede concebir, y, sin embargo, es.

Anatole France

El amor lo toma todo, y todo lo da.

Fénelon

A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas.

Marcel Proust

El honor es la conciencia externa, y la conciencia, el honor interno.

Arthur Schopenhauer

Los viejos lo creen todo; los adultos todo lo sospechan; mientras que los jóvenes todo lo saben.

Oscar Wilde

Si el escritor no se siente capaz de dejarse morir de hambre, debe cambiar de oficio. La verdad del escritor no coincide con la verdad de quienes reparten el oro.

Camilo José Cela

Mark Twain

Un banquero es un señor que nos presta un paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover.



Mark Twain, (1835-1910) Escritor y periodista estadounidense.