Perdonamos fácilmente a nuestros amigos los defectos en que nada nos afectan.

François de la Rochefoucauld

La fatalidad no pesa sobre el hombre cada vez que hace algo; pero pesa sobre él, a menos que haga algo.

Gilbert Keith Chesterton

Toda la felicidad que la humanidad puede alcanzar, está, no en el placer, sino en el descanso del dolor.

John Dryden

Vida ciudadana: millones de seres viviendo juntos en soledad.

Henry David Thoreau

Aunque estoy convencido de que nada cambia, para mí es importante actuar como si no lo supiera.

Leonard Cohen

Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.

Paulo Coelho

En política pasa como en las matemáticas: todo lo que no es totalmente correcto, está mal.

Edward Kennedy

Los discursos inspiran menos confianza que las acciones.

Aristóteles

A veces lamento hablar en español: escuchado desde la otra orilla debe ser algo incomparable, lleno de chasquidos y latigazos, terrible carga de caballería de abiertas vocales, por entre un campo erizado de consonantes clavadas como estacas.

Alfonso Reyes

La televisión destruye sistemáticamente la diferencia entre lo normal y lo anormal, porque en sus parámetros lo normal carece en sí de interés suficiente y siempre habrá entonces que enfrentarlo a una alternativa. Su criterio no es la difusión de los valores y los principios sino el provocar el mayor impacto.

Robert Spaemann

Proverbio húngaro

Aquel cuya sonrisa le embellece es bueno; aquel cuya sonrisa le desfigura es malo


Proverbio húngaro

Proverbio húngaro,