El que no ha sufrido no sabe nada; no conoce ni el bien ni el mal; ni conoce a los hombres ni se conoce a sí mismo.

Fénelon

La lectura es como el alimento; el provecho no está en proporción de lo que se come, sino de los que se digiere.

Jaime Luciano Balmes

La ambición suele llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse.

Jonathan Swift

Lo que no comprendemos no lo poseemos.

Johann Wolfgang Goethe

Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.

John Locke

Desciende a las profundidades de ti mismo, y logra ver tu alma buena. La felicidad la hace solamente uno mismo con la buena conducta.

Sócrates

Los que matan a una mujer y después se suicidan debían variar el sistema: suicidarse antes y matarla después.

Ramón Gómez de la Serna

Jamás viene la fortuna a manos llenas, ni concede una gracia que no haga expirar con un revés.

William Shakespeare

Conoce primero los hechos y luego distorsiónalos cuanto quieras.

Mark Twain

Todo se soporta en la vida, con excepción de muchos días de continua felicidad.

Johann Wolfgang Goethe

Victor Hugo

No hay más que un poder: la conciencia al servicio de la justicia; no hay más que una gloria: el genio, el servicio de la verdad.



Victor Hugo, (1802-1885) Novelista francés.