La felicidad es tanto mayor cuanto menos la advertimos.

Alberto Moravia

Quien en nombre de la libertad renuncia a ser el que tiene que ser, ya se ha matado en vida: es un suicida en pie. Su existencia consistirá en una perpetua fuga de la única realidad que podía ser.  

José Ortega y Gasset

Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá.

Miguel de Unamuno

En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás.

Jacques Benigne Bossuet

En materia de negocios, nada hay efectivo mientras no estén terminados.

Charles-Maurice Talleyrand Périgord

Cuando no se puede lograr lo que se quiere, mejor cambiar de actitud.

Publio Terencio Afer

El arte de vencer se aprende en las derrotas.

Simón Bolívar

El melón y el casamiento han de ser acertamiento

Refrán

Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir.

Johann Kaspar Lavater

Muchas veces las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan prendidos en ellas; los grandes la rompen.

Anacarsis

Francisco de Quevedo

No se ganan los hombres con favores sin obras.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.