El signo más cierto de la sabiduría es la serenidad constante.

Michel Eyquem de Montaigne

Un hombre aislado se siente débil, y lo es.

Concepción Arenal

¡Qué cosa tan extraña es la felicidad! Nadie sabe por dónde ni cómo ni cuándo llega, y llega por caminos invisibles, a veces cuando ya no se le aguarda.

Henrik Johan Ibsen

¿Es una fe sincera la fe que no actúa?

Jean-Baptiste Racine

El azar tiene muy mala leche y muchas ganas de broma.

Arturo Pérez Reverte

Nada se parece más a un hombre honesto que un pícaro que conoce su oficio.

George Sand

Dios, aunque invisible, tiene siempre una mano tendida para levantar por un extremo la carga que abruma al pobre.

Gustavo Adolfo Bécquer

No hagas hoy lo que puedas dejar de hacer también mañana.

Fernando Pessoa

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar

Antonio Machado

El experimentador que no sabe lo que está buscando no comprenderá lo que encuentra.

Claude Bernard

Francisco de Quevedo

El consejo del escarmiento las más de las veces llega tarde.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.