No hay en el mundo señorío como la libertad del corazón.

Baltasar Gracián

Si el dinero no te da la felicidad devuélvelo.

Jules Renard

Hasta que quienes ocupan puestos de responsabilidad no acepten cuestionarse con valentía su modo de administrar el poder y de procurar el bienestar de sus pueblos, será difícil imaginar que se pueda progresar verdaderamente hacia la paz.

Juan Pablo II

La fortuna es como un vestido: muy holgado nos embaraza, y muy estrecho nos oprime.

Homero

El alma es una materia luminosa que quema sin consumir; nuestro cuerpo es el fanal.

Joseph Joubert

Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañado por ellos.

François de la Rochefoucauld

También hay tonterías elegantes como hay tontos bien vestidos.

Chamfort

Es menos malo agitarse en la duda que descansar en el error.

Alessandro Manzoni

La experiencia es algo que no consigues hasta justo después de necesitarla.

Sir Laurence Olivier

Quien a ser traidor se inclina, tarde volverá en su acuerdo.

Tirso de Molina

Santiago Ramón y Cajal

En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.



Santiago Ramón y Cajal, (1852-1934) Médico español.