El diplomático es una persona que primero piensa dos veces y finalmente no dice nada.

Winston Churchill

De mis ancestros conservo los ojos celestes, el cerebro estrecho y la imprudencia de la lucha.

Arthur Rimbaud

Si hay violencia en nuestros corazones, es mejor ser violentos que ponernos el manto de la no violencia para encubrir la impotencia.

Mahatma Gandhi

La monarquía debe ser gobernada por demócratas, y una república por aristócratas.

Charles-Maurice Talleyrand Périgord

El recuerdo que deja un libro a veces es más importante que el libro en sí.

Adolfo Bioy Casares

El mar es tan profundo en la calma como en la tempestad.

John Donne

Es difícil juzgar la belleza: la belleza es un enigma.

Fiodor Dostoievski

¡Ay del hombre que quiere actuar sinceramente en el amor!

George Sand

Equivocarse es humano, perseverar voluntariamente en el error es diabólico.

San Agustín de Hipona

Los hombres más capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido; y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él.

José Ortega y Gasset

Anónimo

La vida seria intolerable si la muerte no fuera peor.


Anónimo

Anónimo,