Una gran reputación es un gran ruido: cuando más aumenta, más se extiende; caen las leyes, las naciones, los monumentos; todo se desmorona. Pero el ruido subsiste.

Napoleón Bonaparte

La moda comienza y termina siempre por las dos cosas que más aborrece: la singularidad y la vulgaridad.

William Hazlitt

En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.

Santiago Ramón y Cajal

La independencia siempre fue mi deseo; la dependencia siempre fue mi destino.

Paul Verlaine

Los celos son una falta de estima por la persona amada.

Yvon Bunin

Cada vez que un hombre defiende un ideal, actúa para mejorar la suerte de otros, o lucha contra una injusticia, transmite una onda diminuta de esperanza.

Robert Kennedy

¡La ambición! Inmortal óleo divino con que Dios purifica el barro humano.

Francisco Villaespesa

Sin esperanza se encuentra lo inesperado.

Heráclito de Efeso

Nada induce al hombre a sospechar mucho como el saber poco.

Francis Bacon

Sólo la inteligencia se examina a sí misma.

Jaime Luciano Balmes

Aristóteles

Todos los aduladores son mercenarios, y todos los hombres de bajo espíritu son aduladores.


Aristóteles

Aristóteles, (384 AC-322 AC) Filósofo griego.