Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia.

Aristóteles

Si deseas ser un escritor, ¡escribe!

Anónimo

La facultad del oído es una cosa sensible: muy pronto se sacia y al poco tiempo se cansa y aburre.

Martin Lutero

La mayoría de los pecadores pasan su vida ofendiendo a Dios y confesándose.

Clemente XIV

¿Qué hace falta para ser feliz? Un poco de cielo azul encima de nuestras cabezas, un vientecillo tibio, la paz del espíritu.

André Maurois

Primera muestra de una auténtica vocación política lo es, en todo tiempo, que un hombre renuncie desde el principio a exigir aquello que es inalcanzable para él.

Stefan Zweig

El consejo dado a un necio es como perlas arrojadas al muladar.

Esopo

A todos pertenece lo que piensas; tuyo es sólo lo que sientes: si quieres hacerlo tuyo, siente a ese Dios en el que piensas.

Friedrich Schiller

El dinero es mejor que la pobreza, aun cuando sólo sea por razones financieras.

Woody Allen

Llamar fiesta a un rito tan sangriento como una corrida de toros es lo contrario de llamar sacrificio al rito incruento de la misa.

Antonio Gala

Jean Cocteau

Es muy difícil hacer bella la felicidad. Una felicidad que sólo es ausencia de desdicha es cosa fea.



Jean Cocteau, (1889-1963) Escritor, pintor, coreógrafo.