El huésped y el pez, a los tres días hieden.

Refrán

La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos.

Henry Van Dyke

El secreto de un matrimonio feliz es perdonarse mutuamente el haberse casado.

Sacha Guitry

Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas.

Graham Greene

Muchas personas no cumplen los ochenta porque intentan durante demasiado tiempo quedarse en los cuarenta.

Salvador Dalí

Teméis todas las cosas como mortales y todas las deseáis como inmortales.

Lucio Anneo Séneca

A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.

Aristóteles

Perdonando demasiado al que yerra se comete injusticia con el que no yerra.

Baldassare Castiglione

Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.

Anónimo

Incluso la paz se puede comprar a un precio demasiado alto.

Benjamin Franklin

Oscar Wilde

A veces pienso que Dios creando al hombre sobreestimó un poco su habilidad.



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.