Creedlo, para hacernos amar no debemos preguntar nunca a quien nos ama: ¿Eres feliz?, sino decirle siempre: ¡Qué feliz soy!

Jacinto Benavente

La gente cortesana suele ser dura con sus inferiores, porque instintivamente ejerce represalias de las humillaciones perpetuas a que se ve sometida en los palacios.

Amado Nervo

Cuando una lámpara se destroza, la luz yace muerta en el suelo.

Percy Bysshe Shelley

La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta.

Proverbio chino

Como los políticos nunca creen lo que dicen, se sorprenden cuando alguien sí lo cree.

Charles de Gaulle

La fidelidad es el esfuerzo de un alma noble para igualarse a otra más grande que ella.

Johann Wolfgang Goethe

Lo menos que podemos hacer, en servicio de algo, es comprenderlo.

José Ortega y Gasset

Al progreso no hay quien lo pare. Dios creó el mundo en seis días. ¿Y que tenemos hoy? La semana de cinco días.

Peter Alexander Ustinov

Así como la desgracia hace discurrir más, la felicidad quita todo deseo de análisis; por eso es doblemente deseable.

Pío Baroja

Todo número es cero ante el infinito.

Victor Hugo

William Shakespeare

No ensucies la fuente donde has apagado tu sed.



William Shakespeare, (1564-1616) Escritor británico.