Cuando un pueblo se exalta es difícil calmarlo; pero cuando está tranquilo es difícil saber cuándo va a exaltarse.

Jean de la Bruyere

Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso... yo no sé qué te diera por un beso.

Gustavo Adolfo Bécquer

Si tú me amaras y yo te amase, ¡cómo nos amaríamos!.

Paul Géraldy

Aléjese de los palacios el que quiera ser justo. La virtud y el poder no se hermanan bien.

Marco Anneo Lucano

El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.

Gustavo Adolfo Bécquer

Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.

Proverbio árabe

Uno escribe a base de ser un minero de sí mismo.

José Luis Sampedro

Las leyes se han hecho para el bien de los ciudadanos.

Marco Tulio Cicerón

El trabajo sin prisa es el mayor descanso para el organismo.

Gregorio Marañón

Las mujeres juegan con su belleza como los niños con un cuchillo, y se lastiman.

Victor Hugo

Lucio Anneo Séneca

Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto.


Lucio Anneo Séneca

Lucio Anneo Séneca, (2 AC-65) Filósofo latino.