El matrimonio, como los injertos, prende bien o prende mal.

Victor Hugo

Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos.

Jacinto Benavente

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.

Epicuro de Samos

La habilidad y la constancia son las armas de la debilidad.

Nicolás Maquiavelo

La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.

William Shakespeare

Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores.

Jean Jacques Rousseau

Lo que inquieta al hombre no son las cosas, sino las opiniones acerca de las cosas.

Epicteto de Frigia

Cuanto más felices son los tiempos más pronto pasan.

Plinio el Joven

La verdad es totalmente interior. No hay que buscarla fuera de nosotros ni querer realizarla luchando con violencia con enemigos exteriores.

Mahatma Gandhi

La discreción es una virtud, sin la cual dejan las otras de serlo.

Francis Bacon

Gilbert Keith Chesterton

El gobierno no descansa en la fuerza, el gobierno es la fuerza; descansa en el consentimiento, o en una concepción de la justicia.



Gilbert Keith Chesterton, (1874-1936) Escritor británico.