Es quizás más afortunado disfrutar coleccionando caracolas que el haber nacido millonario.

Robert Louis Stevenson

La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle.

Maria Montessori

Los que dejan al rey errar a sabiendas, merecen pena como traidores.

Alfonso X el Sabio

Prefiero un vicio tolerante a una virtud obstinada.

Molière

El mejor límite para el dinero es el que no permite caer en la pobreza ni alejarse mucho de ella.

Lucio Anneo Séneca

No es dichoso aquél a quien la fortuna no puede dar más, sino aquel a quien no puede quitar nada.

Francisco de Quevedo

No te aflijas, sino alégrate de preferir ser, aún siendo miserable.

San Agustín de Hipona

Cuatro cosas hay que me hubiera pasado mejor sin ellas: amor, curiosidad, pecas y dudas.

Dorothy Parker

La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo conciencia de que existe.

Jean Paul Sartre

Estimo mucho a las personas que conozco. De aquí que no trate de conocer a nadie.

Pitigrilli

Albert Einstein

No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicarselo a tu abuela.



Albert Einstein, (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.