Los hombres viven celosos de la inmortalidad.

Platón

No hay nada tan cierto en el mundo como la muerte y los impuestos.

Benjamin Franklin

Nadie podrá decir que un nido calentito y dichoso dará de sí muy grandes personas. La inadaptación a lo imperfecto es lo que mejora al hombre.

Antonio Gala

Los sabios emiten ideas nuevas; los necios las expanden.

Heinrich Heine

Lo peor del pícaro es que las picardías que inventa son jocosas, caen simpáticas y parecen perdonables.

Gregorio Marañón

En una época de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario.

George Orwell

Gracias a la guerra uno no sólo puede morir por sus ideales, sino que incluso puede morir por los ideales de otro.

Jaume Perich

Si es un verdadero amigo, no habrá que perdonarle jamás nada.

José Luis Coll

Vale más saber alguna cosa de todo, que saberlo todo de una sola cosa.

Blaise Pascal

La moda es la manada; lo interesante es hacer lo que a uno le de la gana.

Luis Buñuel

Francisco de Quevedo

Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor; codicioso, no caritativo.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.