No existen países pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre.

Victor Hugo

Por la boca mueren el pez y Oscar Wilde.

Fernando Pessoa

Cada paso que da el zorro le acerca más a la peletería.

Proverbio chino

Lo que hace tan agudo el dolor de los celos, es que la vanidad no puede ayudar a soportarlo.

Stendhal

En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios.

Juan Pablo II

El tiempo es tan precioso como lo es el dinero.

Horace Mann

A veces, una tarde cualquiera, la dulzura se instala en las palabras.

Miquel Martí i Pol

Lo peor que le puede ocurrir a cualquiera es que se le comprenda por completo.

Carl Gustav Jung

El amigo es otro yo. Sin amistad el hombre no puede ser feliz.

Aristóteles

En cuanto el hombre abandona la envidia empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha.

Wallace Stevens

Johann Wolfgang Goethe

Estar preocupado es ser inteligente, aunque de un modo pasivo. Sólo los tontos carecen de preocupaciones.



Johann Wolfgang Goethe, (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.