Toda persona honrada prefiere perder el honor antes que la conciencia.

Michel Eyquem de Montaigne

Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la mujer no será humana.

Henrik Johan Ibsen

La única manera en que un hombre debe comportarse con una mujer es: haciendo el amor con ella, si es bonita, o con otra, si es fea.

Oscar Wilde

El buen ciudadano es aquel que no puede tolerar en su patria un poder que pretende hacerse superior a las leyes.

Marco Tulio Cicerón

Una revolución es el triunfo de los ambiciosos de abajo sobre los medrosos de arriba.

Santiago Rusiñol i Prats

La manera más rápida de finalizar una guerra es perderla.

George Orwell

La felicidad consiste, principalmente, en conformarse con la suerte; es querer ser lo que uno es.

Erasmo de Rotterdam

Puedes ser invencible si nunca emprendes combate de cuyo regreso no estés seguro y sólo cuando sepas que está en tu mano la victoria.

Epicteto de Frigia

Nada sienta tan bien en la frente del vencedor como una corona de modestia.

Juan Donoso Cortés

El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza, el elegante se viste.

Honoré de Balzac

Friedrich Nietzsche

La guerra vuelve estúpido al vencedor y rencoroso al vencido.



Friedrich Nietzsche, (1844-1900) Filosofo alemán.