El arte es como un naranjo, que precisa un suelo y un clima adecuado para florecer y dar fruto.

Hipólito Taine

A todos pertenece lo que piensas; tuyo es sólo lo que sientes: si quieres hacerlo tuyo, siente a ese Dios en el que piensas.

Friedrich Schiller

El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.

Aristóteles

No es la blancura de los cabellos la que comunica prudencia.

Menandro de Atenas

Las heridas de la calumnia se cierran pero quedan las cicatrices.

Anónimo

Leed mucho, pero no muchas cosas.

Plinio el Joven

La sorpresa es el móvil de cada descubrimiento.

Cesare Pavese

La ignorancia es la madre de todos los crímenes.

Honoré de Balzac

¡Feliz el que ha llegado a conocer las causas de las cosas!

Virgilio

Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra.

Gabriel García Márquez

Benjamin Franklin

El hambre espía en la casa de los pobres, pero si la habitan personas trabajadoras, no se atreve a entrar.



Benjamin Franklin, (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.