Escojo a mis amigos por su buena apariencia, a mis conocidos por su carácter y a mis enemigos por su razón.

Oscar Wilde

Una síntesis vale por diez análisis.

Eugeni d'Ors

Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre.

Miguel de Unamuno

Nunca he engañado a mi mujer. No es ningún mérito: la amo.

Georges Duhamel

Un científico debe tomarse la libertad de plantear cualquier cuestión, de dudar de cualquier afirmación, de corregir errores.

Julius Robert Oppenheimer

Los amigos se suelen considerar sinceros; los enemigos realmente lo son: por esta razón es un excelente consejo aprovechar todas sus censuras para conocernos un poco mejor a nosotros mismos, es algo similar a cuando se utiliza una amarga medicina.

Arthur Schopenhauer

El tacto en la audacia es saber hasta dónde se puede ir demasiado lejos.

Jean Cocteau

Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, ese Estado no debería existir; y al fin no existiría.

Simón Bolívar

Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.

San Agustín de Hipona

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.

Rabindranath Tagore

Francisco de Quevedo

Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura.



Francisco de Quevedo, (1580-1645) Escritor español.