En lo que parecemos, todos tenemos un juez; en lo que somos, nadie nos juzga.

Friedrich Schiller

El encanto del matrimonio es que provoca el desencanto necesario por las dos partes.

Oscar Wilde

Cuán terrible es lo que los científicos guardan en sus portafolios.

Nikita Jrushchov

El recuerdo es vecino del remordimiento.

Victor Hugo

A dos hombres venero yo en este mundo: al labrador sufrido de mano callosa y nervuda, en la que permanecerá para siempre una real e indeleble majestad, puesto que en ella está el cetro de este mundo. Y a aquel que trabaja por las imprescindibles necesidades del espíritu; no por el pan cotidiano, sino por el pan de la verdadera vida.

Thomas Carlyle

Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales.

Miguel Delibes

Después de mi, el Diluvio.

Luis XV de Francia

Yo soy yo y mi circunstancia.

José Ortega y Gasset

Las naturalezas inferiores repugnan el merecido castigo; las medianas se resignan a él; las superiores lo invocan.

Arturo Graf

Quién bien baila, de boda en boda se anda.

Refrán

Samuel Johnson

El autor que ha alcanzado fama, corre el riesgo de verla disminuir, tanto si sigue escribiendo como si deja de hacerlo.



Samuel Johnson, (1709-1784) Escritor inglés.