La fe comienza donde termina el orgullo.

Félecité de Lamennais

Para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos los labios.

Marcel Proust

Lo que hace indisoluble a las amistades y dobla su encanto, es un sentimiento que le falta al amor, la certeza.

Honoré de Balzac

La opinión pública, es la acción de los idiotas.

Julian Green

Las religiones son fundadas en el miedo de muchos y en la vivacidad de pocos.

Stendhal

Las ideas son capitales que sólo ganan intereses entre las manos del talento.

Conde de Rivarol

Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se presentan ante nuestro espíritu hasta que ya es demasiado tarde.

André Gide

Que no hay, para olvidar amor, remedio como otro nuevo amor, o tierra en medio.

Lope de Vega

El que renuncia a un derecho solamente se quita de en medio para poder gozar del mismo sin impedimento de su parte.

Thomas Hobbes

Los libros nos dan consejos que no se atreverían a darnos nuestros amigos.

Numa Pompilio

La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien.


José de San Martín

José de San Martín, (1778-1850) Militar y político argentino.