Toma consejo en el vino, pero decide después con agua.

Benjamin Franklin

Cuando un hombre quiere matar a un tigre, lo llama deporte; cuando es el tigre quien quiere matarle a él, lo llama ferocidad.

George Bernard Shaw

Para millones y millones de seres humanos el verdadero infierno es la Tierra.

Arthur Schopenhauer

Sólo es digno de libertad quien sabe conquistarla cada día.

Johann Wolfgang Goethe

En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco.

Piotr Ilich Tchaikovski

El primer requisito de la inmortalidad es la muerte.

Stanislaw Jerzy Lec

La libre comunicación de los pensamientos y las opiniones es uno de los derechos más preciados por el hombre.

François de la Rochefoucauld

Las ideas generales y abstractas son fuente de los más grandes errores humanos.

Jean Jacques Rousseau

Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.

William Shakespeare

Mis viajes más bellos, los más dulces, los he hecho al calor del hogar, con los pies en la ceniza caliente y los codos reposando en los brazos desgastados del sillón de mi abuela [...]. ¿Por qué viajar si no se está obligado a ello? [...]. Es que no se trata tanto de viajar como de partir; ¿quién de nosotros no tiene algún dolor que distraer o algún yugo que sacudir?

George Sand

Albert Einstein

Vine a Estados Unidos porque oí que en este país existía una gran, gran libertad. Cometí un error al elegir Estados Unidos como una tierra de libertad, y es un error que en el balance de mi vida ya no puedo compensar.



Albert Einstein, (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.