Hay que perder la mitad del tiempo, para poder emplear la otra mitad.

Anónimo

La medicina ha prolongado nuestra vida, pero no nos ha falicitado una buena razón para seguir viviendo.

Miguel Delibes

Pedir prestado no es mucho mejor que mendigar, así como el prestar con usura no es gran cosa menos que robar.

Gotthold Ephraim Lessing

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?

Proverbio chino

El más peligroso de nuestros consejeros es el amor propio.

Napoleón Bonaparte

Los hombres se equivocan con más frecuencia por demasiado listos que por demasiado buenos.

George Bernard Shaw

Algunos de los mejores regalos de Dios son las plegarias sin respuesta.

Garth Brooks

El verdadero significado de las cosas se encuentra al tratar de decir las mismas cosas con otras palabras.

Charles Chaplin

La peor prisión es un corazón cerrado.

Juan Pablo II

El camino hacía la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro.

Benjamin Franklin

Oscar Wilde

Los libros que el mundo llama inmorales son los que muestran su propia vergüenza.



Oscar Wilde, (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.